▷Hormiglass | Prefabricados de hormigón

Gestión inteligente

Gestión inteligente de construcciones: Innovación en 2023

Cómo y para qué sirve la gestión inteligente de construcciones

¿Qué es la gestión inteligente de construcciones?

La gestión inteligente de construcciones, es un enfoque innovador para el desarrollo y mantenimiento de edificios, que utiliza tecnologías de vanguardia como sensores, software y análisis de datos.

Algunos beneficios de la gestión inteligente en construcciones

Este tipo de gestión puede mejorar la eficiencia energética, reducir los costos de mantenimiento y aumentar la comodidad y seguridad de los ocupantes del edificio. En este artículo, te explicaré cómo funciona la gestión inteligente y cómo puede ser aplicada en diferentes tipos de construcciones.

Gestión inteligente de construcciones en proyectos residenciales

La gestión inteligente se puede implementar en diferentes tipos de construcciones, desde proyectos de pequeña escala, como la construcción de una casa, hasta proyectos de gran envergadura, como la construcción de un rascacielos. En proyectos residenciales, por ejemplo, se pueden utilizar sensores para medir el consumo de energía y agua, y sistemas de automatización para controlar la iluminación y la climatización de manera eficiente. Además, la gestión inteligente también puede mejorar la seguridad y la comodidad de los residentes, por ejemplo, a través de la instalación de sistemas de vigilancia y control de acceso.

¿Qué son los edificios inteligentes?

Los edificios inteligentes son edificios que se comunican a través de subsistema del mismo como la calefacción, la refrigeración, energía, iluminación, fontanería, los controles de acceso, el sistema de alarma y seguridad, que interactúan a través de una red y permiten hacer las mejores convenientes para el disfrute y comodidad de todos. Lo bueno de este tipo de sistemas es que pueden controlarse a distancia y así, ayudar a los administradores a tomar decisiones importantes como la optimización del aire acondicionado, seguridad, etc. 

Objetivos principales de la gestión inteligente de construcciones

Eficiencia energética

Reducción de la contaminación y residuos

Ahorro de dinero y sostenibilidad

Ejemplos de tecnología en edificios inteligentes

Controlar dónde, cómo y cuándo se encuentran los ocupantes 

Sincronizar y ajustar automáticamente la iluminación, temperatura y el aparcamiento en función de su uso

Mejora en la calidad del aire con controles climáticas avanzados

Gestión inteligente de construcciones en proyectos residenciales

 

En proyectos comerciales, la gestión inteligente se puede utilizar para optimizar la gestión de los recursos, reducir los costos operativos y mejorar la experiencia de los clientes y usuarios. En un centro comercial, por ejemplo, se pueden utilizar sistemas de análisis de datos para identificar patrones de tráfico y comportamiento de los clientes, lo que permite una mejor planificación de los espacios y la mejora de la experiencia de compra. Además, la gestión inteligente también puede mejorar la eficiencia de los sistemas de iluminación, climatización y seguridad, reduciendo los costos operativos y mejorando la sostenibilidad del edificio.

Gestión inteligente de construcciones en proyectos de infraestructura

En proyectos de infraestructura, como carreteras, puentes y aeropuertos, la gestión inteligente puede mejorar la eficiencia y la seguridad de las operaciones. Por ejemplo, se pueden utilizar sensores para monitorear la calidad del aire, la temperatura y la humedad, lo que permite una mejor planificación y gestión de los recursos. Además, la gestión inteligente también puede mejorar la seguridad vial, por ejemplo, a través de la instalación de sistemas de detección de colisiones y de alerta de emergencias.

¿En qué se basa la gestión inteligente de construcciones?

La gestión inteligente de construcciones se basa en la integración de sensores y dispositivos electrónicos en diferentes partes del proyecto, lo que permite recolectar y analizar datos en tiempo real sobre el rendimiento del edificio. Esto incluye la monitorización de la calidad del aire interior, el consumo de energía, la temperatura y humedad, la iluminación, la seguridad y otros aspectos clave del edificio. La información recopilada se procesa y analiza utilizando software especializado, lo que permite identificar áreas de mejora y tomar medidas para mejorar la eficiencia y reducir los costos.

Aplicaciones de la gestión inteligente en construcciones

Una de las aplicaciones más comunes de la gestión inteligente en construcciones es la mejora de la eficiencia energética. Los sensores y dispositivos electrónicos pueden ayudar a monitorear el uso de energía en tiempo real, identificando áreas donde se están desperdiciando recursos y sugiriendo cambios en el uso de la energía para reducir el consumo. La gestión inteligente también puede ayudar a mejorar el control de la temperatura, la iluminación y otros sistemas de edificios, lo que puede tener un impacto significativo en el consumo de energía y la comodidad de los ocupantes del edificio.

Otra aplicación importante de la gestión inteligente es la mejora de la seguridad en edificios. Los sensores y dispositivos electrónicos pueden monitorear el movimiento en diferentes áreas del edificio, detectar la presencia de intrusos y proporcionar alertas de seguridad en tiempo real. La gestión inteligente también puede mejorar la detección de incendios y la respuesta en caso de emergencia, lo que puede ser crucial para proteger la seguridad de los ocupantes del edificio.

¿Por qué es importante el Internet de las cosas para la gestión inteligente de construcciones?

El Internet de las cosas (IoT), implica objetos y sistemas propios del edificio (que ya mencioné en la parte de arriba), que hablan entre sí a través de Internet y permiten el control a distancia con eficacia. En un edificio inteligente con Internet, los datos generados de los ascensores, las alarmas de incendio, el uso de energía, la temperatura y la ocupación por ejemplo, permiten tener todo en un solo panel de control y que un operador, automatiza muchos procesos cuando desee; así como también aporta beneficios para el mantenimiento y reparaciones del edificio. 

Además de mejorar la eficiencia energética y la seguridad, la gestión inteligente también puede tener un impacto significativo en la gestión de mantenimiento en edificios. Los sensores y dispositivos electrónicos pueden ayudar a identificar problemas de mantenimiento antes de que se conviertan en problemas mayores, lo que puede reducir los costos de reparación y mejorar la vida útil del edificio. La gestión inteligente también puede mejorar la gestión de los sistemas de edificios, como la iluminación y la calefacción, lo que puede reducir los costos de mantenimiento y mejorar la eficiencia de estos sistemas.

En resumen, la gestión inteligente en construcciones es una forma innovadora de mejorar la eficiencia energética, la seguridad y la gestión de mantenimiento en edificios. Utilizando sensores, software y análisis de datos, la gestión inteligente puede proporcionar información valiosa sobre el rendimiento del edificio, lo que permite tomar medidas para mejorar la eficiencia y reducir los costos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te ayudamos?