▷Hormiglass | Prefabricados de hormigón

Sistemas inteligentes

10 características de los sistemas inteligentes

10 CARACTERÍSTICAS DE LOS SISTEMAS INTELIGENTES

Las principales características de un sistema inteligente son:
Percepción: Un sistema inteligente crea una representación del mundo para interactuar con un ambiente en específico y realizar tareas.

Control de acción: El sistema inteligente tiene la capacidad de llevar a cabo acciones o de interrumpirlas para lograr un objetivo.
Interacción o conectividad: Un sistema inteligente cuenta con la capacidad de poner en comunicación a sus elementos a partir de un lenguaje en común.
Razonamiento deliberado y social: La máquina toma decisiones por sí misma para lograr un resultado específico, tomando en cuenta el contexto humano.
Aprendizaje propio: Los sistemas inteligentes pueden reducir errores y optimizar su desempeño a partir de aprender de sus propias experiencias.
Identificación: Los sistemas inteligentes pueden reconocer información específica de manera automática y transmitirla a través de diversos canales.
Protección: La redes y comunicaciones de un sistema inteligente deben ser seguras para funcionar de manera correcta.
Gestión remota: Un sistema inteligente permite que las personas puedan interactuar con él desde cualquier ubicación.
Experiencia de usuario (UX): Para interactuar con los usuarios, los sistemas inteligentes deben contar con interfaces accesibles y ajustables.
Análisis de datos: Un componente esencial de un sistema inteligente es su capacidad de procesar cantidades inmensas de datos y generar valor de ellos.

Propiedades de los sistemas inteligentes

Los sistemas inteligentes tienen similitudes fundamentales, pero dependiendo de la industria pueden variar de gran manera.
Estas son 6 propiedades elementales de los sistemas inteligentes:
1. Sensores
Es la tecnología que permite obtener los datos del ambiente y los transmite al núcleo de inteligencia para su identificación y análisis.
2. Actuadores
Realizan las acciones que el núcleo de la inteligencia determina una vez que analiza al ambiente en tiempo real.
3. Ambiente específico
Es el contexto que el sistema inteligente analiza y modifica, pueden ser estáticos, discretos, episódicos, determinísticos o conocidos.
4. Núcleo de inteligencia
La inteligencia artificial y el machine learning son el pilar de esta sección. Es lo que permite generar conocimiento de la situación y aprender de la misma.
5. Interfaz de usuario (UI)
Es la manera en que un agente externo se comunica y altera la relación entre el sistema y el ambiente.
6. Agentes externos
Las personas que supervisan el proceso del sistema inteligente o incluso otra inteligencia artificial.

FUNCIONAMIENTO DE UN SISTEMA INTELIGENTE

Historia de la industria 4.0

La industria 4.0 es una nueva fase dentro de la revolución industrial enfocada en la interconectividad, automatización, big data, aprendizaje automático y datos en tiempo real siendo de especial ayuda para las empresas en manufactura y administración en cadenas de suministro.
La tecnología ha creado revoluciones industriales desde el siglo XIX, donde cada fase ha sido reconocida por tecnologías como mecanización, electricidad, informática y digitalización. Con el paso del tiempo ha creado un cambio impresionante para las empresas y sus trabajadores.
La primera revolución industrial
La primera revolución industrial sucedió entre fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Este movimiento abrió un período de crecimiento y transformación profunda en los sistemas de trabajo y estructura de la sociedad.

La manufactura evolucionó para optimizar el trabajo manual realizado por personas y apoyo de animales. Principalmente, consistió en sustituir las viejas herramientas artesanales por máquinas más productivas que funcionaban a base de vapor o agua junto con otras máquinas.
La segunda revolución industrial
Al inicio del siglo XX, entramos a la segunda revolución industrial donde se generaron cambios industriales, sociales y mejoró el modelo económico gracias a la introducción del acero, productos químicos, el uso de la electricidad en las fábricas y la obtención de nuevas formas de energía.
La introducción de electricidad le permitió a las empresas manufactureras aumentar su eficiencia, dinamismo y productividad dándoles la oportunidad a los mercados locales de expandirse e internacionalizarse.
La tercera revolución industrial
La tercera revolución industrial fue a mediados del siglo XX donde las empresas manufactureras comenzaron a incorporar más tecnologías hasta llegar a la implementación de computadoras en las fábricas.
Esta etapa se caracteriza por el uso de energías renovables, energía eléctrica inteligente, conversión de edificios en plantas de energía y más tecnologías de comunicación de internet y energías renovables.
Durante este período, las empresas manufactureras comenzaron a experimentar un cambio con menos tecnologías analógica y mecánicas, y más en la tecnología digital y el software de automatización.
La cuarta revolución industrial, o Industria 4.0
En las últimas décadas, ha surgido una cuarta revolución industrial conocida como la Industria 4.0. Esta nueva etapa apuesta por una mayor automatización, conectividad y globalización.
Hace énfasis en la tecnología digital de las décadas recientes y lo lleva a un nivel totalmente nuevo con la ayuda de la interconectividad a través de la Internet de las Cosas (Internet of Things, IoT), el acceso a datos en tiempo real y la introducción de los sistemas ciber físicos.
Ha dado la oportunidad de conectar lo físico con lo digital y permite una mejor colaboración y acceso para todos los departamentos, socios, proveedores, productos y organizaciones permitiéndoles comprender aspectos de las operaciones y aprovechar al máximo los datos que arroja el sistema para aumentar la productividad impulsando el crecimiento de la industria.

¿Cuál es el objetivo de la IoT?

El objetivo del IoT es analizar datos y automatizar decisiones o acciones posteriores.

Este es el proceso del IoT en 4 pasos:
1. Capturar datos
Este proceso es a través de sensores donde los dispositivos de IoT captura datos e información de su entorno como temperatura o un video en tiempo real.
2. Compartir los datos
Usando las conexiones de red disponibles los dispositivos le brindaran acceso a los datos a través de una nube privada o pública.
3. Procesar los datos
Este proceso consiste en programar el software para que realice acciones o tome decisiones basándose en los datos.
4. Actuar a partir de los datos
Se analizan los datos acumulados de todos los dispositivos de una red de IoT. Esto brinda información estratégica para fundamentar acciones y decisiones de negocio confiables.
El IoT aporta numerosas ventajas en los sistemas inteligentes; tanto en el entorno doméstico como en el comercial. Esta herramienta puede mejorar la utilidad y la eficiencia dentro de una empresa para ahorrar tiempo y dinero, facilita el acceso a la información sin importar el lugar, momento o dispositivo, cuenta con una transferencia de datos dinámica y eficiente, así como la posibilidad de incrementar la seguridad en alarmas, cerraduras y cámaras para reforzar la protección en una casa o trabajo.
Esta tecnología definitivamente nos ha mostrado que tiene cientos de herramientas que mejorarán el estilo de vida de las personas y organizaciones teniendo cada vez mayor presencia en nuestra vida cotidiana.

¿Qué es cloud computing?

Dentro de los sistemas inteligentes, el cloud computing o también conocido como “tecnología en la nube” se enfoca en ofrecer servicios informáticos a distancia alojando la información en datacenters externos. Es una tecnología que permite utilizar diferentes servicios como el almacenamiento de archivos, uso de aplicaciones o la conexión de dispositivos, sin ocupar espacio en el disco duro de un ordenador.

El cloud computing permite acceso remoto a softwares, almacenamiento de archivos y procesamiento de datos por medio de Internet y de dispositivos como computadoras, smartphones y accesorios portátiles conectadOs inalámbricamente.

Estas son las tres características más importantes del cloud computing:
Almacenamiento externo:
Esta es la aplicación más conocida del cloud computing. Nos permite que cualquier persona o empresa almacene archivos en un espacio de internet sin ocupar espacio en el disco duro. Hay cientos de sistemas de almacenamiento externo que abarcan desde almacenamiento personal, copias de seguridad para correo electrónico, fotos, videos y otros archivos personales, pero también encontramos para almacenamiento empresarial para que se puedan transferir y almacenar archivos de datos y más.
Uso de aplicaciones online:
Esta herramienta la proporciona un gran valor a las empresas siendo de gran utilidad para cualquier tipo de aplicación como diseño, informática, contabilidad y más gracias que ahorra espacio de instalación en los ordenadores de los colaboradores, permite que todos utilicen la misma aplicación y haya una integración de trabajo dentro de la organización.
Conexiones desde cualquier lugar y momento
El cloud computing es una tecnología a la que se puede acceder desde cualquier lugar y dispositivo. Con el acceso indicado podrás visualizar toda la información almacenada que está en la nube y utilizar todas las aplicaciones online instaladas.
Además de estas tres características, existen cientos de beneficios clave que las empresas obtendrían al adoptar la infraestructura de la nube.
Un claro ejemplo de los beneficios que nos brinda el cloud computing es la seguridad de datos. Una de las principales preocupaciones de las organizaciones es la violación de los datos privados ya que esto podría perjudicar gravemente los ingresos de la empresa, LA lealtad con los clientes y el posicionamiento de la marca. En la actualidad, cientos de empresas que ofrecen el servicio de cloud computing nos garantizan la seguridad, buen almacenamiento y manejo de los datos.
También es importante la eficiencia y ahorro que obtenemos al usar la nube gracias a que no tendríamos la necesidad de gastar grandes cantidades de dinero en comprar y mantener equipos.
Y el control es esencial, sobre todo en los datos sensibles que puede tener la empresa. El cloud computing nos permite la visibilidad y el control absoluto sobre los datos, así como visualizar los documentos de cada colaborador.
Esta herramienta no solo ayuda a las empresas, sino también a cientos de individuos para resguardar información importante sin la necesidad de utilizar espacio en sus computadoras o dispositivos.

Aplicaciones de los sistemas inteligentes

Como lo mencionamos antes, los sistemas inteligentes tienen la capacidad de decidir por sí mismos qué acciones realizará por medio de percepciones, conocimientos y experiencias, que son previamente establecidas por las personas.

Pero es esencial saber cómo es que los sistemas inteligentes brindan beneficios a las organizaciones a partir de su funcionamiento en soluciones tangibles.

Estas son 5 aplicaciones de los sistemas inteligentes que utilizan las empresas para potencializar sus operaciones, productos y/o servicios:

Robots autónomos

Es uno de los sistemas inteligentes más complejos, pero a la vez uno de los de más rápido crecimiento y alcance en los últimos años. Originalmente fueron concebidos para operaciones industriales críticas. Sin embargo, mientras pasan los años hemos podido ver su incorporación a mercados para el hogar y el automotriz.

Es una tecnología que promete mucho y que abre nuevos espacios de colaboración para situaciones de alto riesgo.

Visión artificial

La visión artificial o computer vision le da la posibilidad a los ordenadores de comprender la información visual que reciben. Para que esta aplicación adquiera la información de una imagen o video se necesitan implementar algoritmos basados en redes neuronales.

Esta herramienta además de comprender imágenes y videos también puede clasificar, detectar y darle seguimiento de objetos.

  1. Clasificación de objetos: el sistema recibe una imagen y trata de comprender el objeto que tiene, no es relevante la ubicación de los objetos sino sencillamente clasifica un objeto por imagen.
  2. Detección de objetos: el sistema trata de ubicar objetos y clasificarlos. Se utiliza especialmente en coches autónomos para detectar señales de tráfico y posteriormente clasificarlas para conocer el tipo de señal que se está observando.
  3. Seguimiento de objetos: es utilizado para saber dónde está cada objeto, que tipo es y realizar una búsqueda a objetos como vehículos e incluso personas para detectar las rutas más transitadas.

Procesamiento del lenguaje natural (NLP)

Este campo se dedica a investigar la manera que las máquinas y las personas se comunican mediante el uso de lenguas humanas, como el español e inglés. Cualquier idioma puede ser tratado por ordenadores gracias a que es más fácil analizar esta información en formato electrónico.

Google es una empresa que usa este tipo de tecnología para sus motores de búsqueda o aplicaciones de traducción de idiomas.

Sistemas expertos

Esta herramienta usa conocimientos acumulados y experiencias previas para realizar deducciones y simular estrategias de resolución. Estos sistemas son desarrollados para dominar conocimientos y simular el funcionamiento del cerebro humano, a través de las redes neuronales.

Recopilan información para enfrentar los problemas más desafiantes. Es necesario que puedan interpretar datos para llegar a una solución adecuada dependiendo de los objetivos de la empresa como por ejemplo análisis, tratamiento o diagnósticos para pacientes y doctores.

Análisis de sentimientos

Es un campo dentro de la inteligencia artificial y la lingüística aplicada que estudia las interacciones entre las máquinas y los seres humanos.

Actualmente, esta herramienta se está implementando en diversas redes sociales para reconocer conceptos e intenciones de la persona que escribe el mensaje. Utiliza tecnologías avanzadas de inteligencia artificial, procesamiento del lenguaje natural, análisis de texto y ciencia de datos para identificar, extraer y estudiar información subjetiva.

Gracias a esta tecnología las empresas han tenido la posibilidad de saber cómo es que los clientes reaccionan a un producto o servicio específico, clasificando textos como positivos, negativos o neutrales.

Estos sistemas inteligentes permiten a las empresas optimizar diversos procesos y son claves a la hora de generar productos que respondan a las necesidades de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te ayudamos?